El CCP es una institución clave en la lucha mundial contra el abuso sexual